Claudia Asensio
Blog
Buscar
  • Claudia Asensio

Pobreza en Guatemala


A lo largo de la historia de Guatemala, la pobreza ha sido la norma. En 1998, el 10.1% de nuestra población vivía con menos de $1.90 por día. En el 2014, (último año con datos confiables) continuábamos teniendo al 9.32% de nuestra población viviendo en pobreza extrema.


% de población guatemalteca viviendo en pobreza extrema


Comparado con otros países en vías de desarrollo, nuestro progreso se ha visto estancado en los últimos 15 años. Un ejemplo es Bolivia, que en el año 1999 tenía un 25.3% de la población viviendo en pobreza extrema, y para el 2014 había reducido al 6.81% de su población. La tendencia global ha sido que, con la industrialización y productividad, el porcentaje de personas viviendo en extrema pobreza se ha disminuido. Este ha sido uno de los logros más significativos en la historia del ser humano. Enlazado con este logro se ha visto una mejora en la salud global y la expansión de la educación global.


% de población mundial viviendo en pobreza absoluta, 1820-2015



La falta de progreso significativo en la reducción de pobreza en Guatemala refleja el crecimiento económico limitado y la falta de institucionalidad en la que vivimos.

Hoy día, nuestra ventaja competitiva ante el mundo es la baratez de nuestra mano de obra y la disponibilidad de algunos recursos naturales. Para los países desarrollados, esto presenta una oportunidad. Cuando estos invierten en países como Guatemala, logran reducir sus costos de producción, crean trabajos y abaratan el precio de los productos. El costo de vivir se disminuye. A medida que nos aperturamos al comercio, nuestros ingresos per cápita claramente incrementan. A medida que nos aperturamos al comercio, promovemos paz. Promovemos paz porque la mutua interdependencia desincentiva el conflicto. Con el comercio, el costo de oportunidad de vivir en conflicto se vuelve demasiado caro.

Para poder sacar a las personas de pobreza, se necesitan instituciones fortalecidas y confiables, sistemas políticos sanos y estables, derechos económicos para la gente pobre, y acceso a infraestructura pública.

Medidas que promueven los derechos económicos para la gente pobre incluyen derechos de propiedad privada, certeza para hacer cumplir sus contratos, facilidad para iniciar un negocio bajo esquemas de legalidad y facilidad para obtener créditos. Fortalezcamos entonces nuestras instituciones y trabajemos en estabilizar nuestro sistema político para volvernos un país atractivo para que los guatemaltecos estemos motivados a invertir más en nuestro país y para que las firmas internacionales quieran también invertir en Guatemala. El progreso social únicamente surgirá detrás de buenas políticas que permitan que los guatemaltecos utilicen sus conocimientos y habilidades para su beneficio, y al hacerlo, beneficien a los demás.

0 vistas