Claudia Asensio
Blog
Buscar
  • Claudia Asensio

El Concepto de Sostenibilidad

Actualizado: 8 de oct de 2017


El concepto de sostenibilidad se basa en mantener los sistemas ecológicos para soportar los sistemas sociales y económicos. Requiere de entender la interrelación dinámica entre estos sistemas.

La sostenibilidad no es un fin, es un proceso dinámico que requiere capacidad adaptativa.

Hanns Carl von Carlowitz utilizó por primera vez el concepto de sostenibilidad en 1713 en su libro Silvicultura Económica, promoviendo el uso continuo, permanente y sostenible como regla en la silvicultura. La expresión de sostenibilidad que expresó buscaba salvar a Europa del desastre económico y social que se presentaría si la madera se acabara. En 1798, Thomas Malthus escribió el Primer Ensayo Sobre la Población. Malthus afirmaba que el crecimiento de la población era infinitamente superior a la capacidad de la tierra para producir alimento para la humanidad. Suponía que el resultado a largo plazo iba a ser catastrófico. Para Malthus, la única forma de evitar la catástrofe y volverse más sostenible era controlar el crecimiento poblacional. Una definición más moderna vendría de la Comisión de Brundtland en 1987 en su reporte: Nuestro Futuro Común. Plantea que el desarrollo sostenible “satisface las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones” (Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, 1987). Su argumento es que la sostenibilidad únicamente puede conseguirse si simultáneamente se protege el medio ambiente, se preserva el crecimiento económico, y se promueve la equidad.


Una definición más científica y menos política, como lo es la definición de Brundtland, es que la

sostenibilidad es:

"la capacidad que tiene un sistema de reajustar adaptativamente sus estructuras e interacciones socio-ecológicas para enfrentar las perturbaciones y persistir sin cambios significativos en sus atributos y funciones esenciales"

(Berkes, Colding, & Folke, 2003; Folke, 2006; Holling, 1996; Norberg & Cumming, 2008).


Esta definición se basa en los conceptos de la Teoría General de Sistemas Dinámicos. Significa que un sistema es sostenible cuando los procesos y actividades humanas se adaptan a las características y dinámicas de los ecosistemas con los que se relacionan y a las características y necesidades socioeconómicas, culturales y políticas de los grupos humanos involucrados. Es una ciencia participativa y multidisciplinar.


No podemos mantener el bienestar social y el de los ecosistemas, si los procesos humanos tienen una escasa capacidad de estar conscientes y adaptarse a la dinámica del entorno social y ecológico donde accionan y se desarrollan.

Dicho esto, en los fundamentos conceptuales de la sostenibilidad, aún existen muchas preguntas sin respuesta, particularmente sobre lo que estos conceptos implican para la actividad humana y la función empresarial.


¿Puede las empresas, cuya razón de ser es generar valor económico, coexistir con la sostenibilidad? ¿Qué significa sostenibilidad para los negocios y la industria?


Una respuesta rápida es que sí existe suficiente razón para creer que el desarrollo sostenible existe. Requiere de un análisis sistémico para que las empresas no comprometan el desarrollo de futuras generaciones, usen los recursos de forma racional, mantengan una constante eficiencia y preserven sus derechos de propiedad privada y acceso a recursos. Al hacer el análisis, se genera la posibilidad de influir en procesos de toma de decisiones. Los negocios que producen bienes y servicios a través de procesos responsables, son los que serán capaces de auto-regularse y mantener su resiliencia en el tiempo.

65 vistas